Itinerario de viaje: Tailandia imprescindible con mochila

Itinerario de viaje: Tailandia imprescindible con mochila

Si Tailandia es tu próximo destino y no dispones de mucho tiempo para tu viaje, este itinerario permite conocer los lugares más imprescindibles y visitados del país de manera independiente. El país de las sonrisas es perfecto para un primer contacto con el Sudeste Asiático y ofrece una buena infraestructura de transportes con un sin fin de posibilidades adaptadas a cualquier tipo de viajero.

Reserva tu alojamiento en Tailandia al mejor precio con HotelsCombined

Bangkok es el punto de partida de este itinerario, una ciudad fascinante y caótica donde perderte entre sus impresionantes templos y mercados. Las ruinas de Ayutthaya antigua capital del Reino de Siam, es uno de los lugares históricos más importantes que no te debes perder. El norte del país destaca por su exuberante naturaleza, las tribus locales que habitan esta zona y sus principales ciudades, Chiang Mai y Chiang Rai, donde se encuentran algunos de los templos más bonitos del país.

El sur del país es uno de los principales atractivos, la costa del mar de Andaman es un auténtico paraíso que ofrece paisajes de una belleza espectacular y donde se encuentran algunas de las islas y playas más paradisíacas de toda Asia y que nunca pueden faltar.

Thotkhirithon – Palacio Real de Bangkok

Antes de comenzar tu viaje a Tailandia, es conveniente disponer de una información general del país, planificar las zonas a visitar, así como la mejor época para hacerlo, y tener presentes recomendaciones de viaje que serán de mucha utilidad antes y durante el recorrido.

Día 1: Bangkok

El vuelo llegará a Bangkok, la capital de Tailandia, una de las ciudades más visitadas del mundo que a nadie deja indiferente con su caótica fusión de tradición y modernidad que la caracteriza. Desde el Aeropuerto Internacional de Suvarnabhumi puedes tomar un taxi, pero la opción más rápida y económica para llegar al centro de la ciudad es el Airport Rail Link.

Una buena forma para tomar contacto con esta vibrante ciudad es disfrutar de alguno de sus múltiples rascacielos. Mahanakhon es el más alto y famoso, tiene uno de los miradores más grandes del mundo con suelo de vidrio y vistas 360º de la ciudad. Si quieres unas vistas panorámicas gratuitas de la parte antigua sube al Golden Mount.

Día 2: Bangkok – Visita de la ciudad

A primera hora del día, visitar la parte antigua de la ciudad. Rattanakosin es el barrio histórico de la ciudad y a orillas del río Chao Phraya se levantan los principales templos de Bangkok y visita imprescindible. Entre sus innumerables monumentos, destacan el Gran Palacio Real, el lugar más espectacular de toda la ciudad y posiblemente el más visitado, Wat Phra Kaew o templo del Buda Esmeralda, Wat Arun o templo del Amanecer, uno de los símbolos más emblemáticos del país, y Wat Pho que acoge la estatua del Buda reclinado más grande de Tailandia.

Bangkok dispone de casi todas las formas de transporte que puedas imaginar, el Tuk Tuk es uno de los medios de transportes más populares pero la manera más fácil y cómoda de llegar a los templos es en BTS Skytrain hasta Saphan Taskin y tomar el Chao Phraya Express Boat, hasta N9 Tha Chang Pier o N8 Tha Tien Pier. 

La siguiente parada es Chinatown, el pintorescos barrio de la comunidad china más conocido como Yaowarat con su laberinto de callejones y cientos de puestos de comida donde disfrutar de la auténtica Street food, sin olvidar Wat Traimit, el Templo del Buda de Oro que posee la mayor estatua de oro macizo del mundo con 5,5 toneladas.

Al atardecer, Asiatique The Riverfront es el  lugar perfecto, una nueva zona comercial y de ocio ubicada junto al rió que dispone de barco gratuito desde el embarcadero de Sathorn.

Día 3: Bangkok

Día libre para descubrir la ciudad o realizar excursiones opcionales. Desde Bangkok se pueden disfrutar de algunos de los lugares más importantes de Tailandia a tan solo unas horas de la capital.

Los mercados flotantes conviven con los mercados tradicionales y se han convertido en una de las experiencias que no te puedes perder. El mercado flotante de Damnoen Saduak, es el que más ambiente y colorido ofrece en los alrededores de Bangkok. Desde primera hora, las embarcaciones cargadas de productos típicos recorren su laberinto de estrechos canales. También es posible visitar el conocido mercado sobre la vía del tren de Mae Klong.

Bangkok se ha convertido en uno de los mejores lugares para realizar compras de Asia. Abundan los mercados en los diferentes barrios y en Siam Square se encuentra el moderno núcleo comercial de Bangkok. MBK Center es el centro comercial más popular de la ciudad, en esta zona, no te pierdas la Casa-Museo de Jim Thomsom, una de las casas tailandesas tradicionales mejor conservadas y uno de los mejores museos del país.

La extensa avenida Sukhumvit, conocida por ser el área comercial y de ocio de la ciudad, está repleta de restaurantes y concentra parte la vida nocturna con sus famosas calles rojas Soi Cowboy y Nana Plaza.

Día 4: Bangkok – Ayutthaya – Chiang Mai

La ciudad antigua de Ayutthaya fue la capital del Reino de Siam durante más de 400 años y en la actualidad, sus ruinas forman el Parque Histórico de Ayutthaya declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y considerado uno de los lugares históricos más importantes de Tailandia.

Hay autobuses directos a Ayutthaya desde la estación de Mo Chit, furgonetas desde la plaza de Victory Monument o en tren desde la estación de Hua Lamphong.  

Desde Bangkok o Ayutthaya la forma más auténtica de llegar a Chiang Mai es en el tren nocturno de State Railway of Thailand con un trayecto de unas 12 horas, aprovechas la noche para viajar y disfrutas una de las mejores experiencias. En avión, hay vuelos directos con Bangkok Airways, Thai Smile, Air Asia, Nok Air y Thai Lion Air.

Día 5: Chiang Mai – Visita de la ciudad

Chiang Mai es la más grande e importante del norte del país y una de las paradas obligatorias cuando se visita Tailandia. A primera hora del día, visitar algunos de sus templos más importantes que se encuentran en la parte vieja, dentro de su ciudad amurallada. Wat Chaing Mun, es el templo más antiguo, Wat Phra Sing, uno de los más venerados y Wat Chedi Luang, fue en su día el más alto de la ciudad.

Wat Chedi Luang

A las afueras y situado sobre la cima de una colina con mismo nombre, se encuentra Wat Doi Suthep uno de los templos más famosos del país y símbolo de Chiang Mai con su espectacular chedi bañado en oro.

Los Songthaew son camionetas tipo pickup acondicionadas para el transporte público de pasajeros y utilizadas como autobuses o taxis compartidos en esta zona.

Los mercadillos de esta ciudad son los más famosos de Tailandia y una de las cosas que hacer en Chiang Mai. Durante el día visitar Talat Warotot, conocido como “el gran mercado” es el más antiguo y concurrido. Por la noche, no puedes perderte los mercados nocturnos, Night Bazar situado en el lado este de la muralla, y los fines de semana los Walking Street son los más turísticos.

Día 6: Chiang Mai

Día libre para realizar actividades opcionales. La antigua capital del Reino Lanna se encuentra rodeada de montañas y es el ideal para disfrutar la naturaleza y descubrir otros lugares de interés como el punto más alto del país en el Parque Nacional Doi Inthanon, donde realizar trekkings y contemplar sus impresionantes cascadas.

Para los amantes de los animales, Chiang Mai es una de las mejores zonas del país para entrar en contacto con los elefantes en Tailandia e interactuar con ellos de manera responsable. Los masajes son otra de las cosas más típicas que hacer, no te puedes ir de Chiang Mai sin disfrutar de un auténtico masaje tradicional tailandés.

Día 7: Chiang Mai – Chiang Rai

Chiang Rai es la región más montañosa del país donde se concentran la mayoría de las tribus étnicas, un lugar tranquilo y con uno de los mejores climas de Tailandia. Puedes ir en autobus desde la estación Arcade Terminal 2 de Chiang Mai con la compañía Green Bus Thailand con un trayecto que dura algo más de 3 horas.

Wat Rong Suea Ten – Templo azul

Entre sus diferentes templos, Wat Phra Kaew es el más importante de la ciudad por haber albergado la figura más famosa y sagrada de Buda en Tailandia “El Buda de Esmeralda”, Wat Rong Suea Ten es uno de los menos conocidos pero va ganando popularidad, pero sin duda Wat Ron Kung más conocido como el Templo Blanco, es el más visitados por su singular construcción.

Por las noches en el centro de Chiang Rai abren todos los días un pequeño mercadillo con puestos para degustar comida local y espectáculos en directo.

Día 8: Chiang Rai – Triángulo de oro

La ciudad de Chiang Rai es punto de partida para conocer el famoso Triángulo de Oro en la frontera con Myanmar y Laos, una de esas visitas obligadas cuando viajas por el norte de Tailandia. En Chiang Saen se puede visitar el templo Wat Phra Tat Ku Phao, situado en una colina desde donde se contempla la frontera natural del río Mekong con Laos y Myanmar y el famoso cartel que señala el Golden Triangle.

Es muy habitual en esta zona realizar una travesía en barca por el río Mekong entrando en aguas Birmanas hasta llegar a la pequeña isla de Don Sao en Laos.

Día 9: Chiang Rai – Krabi

Es hora de volar al sur para disfrutar de uno de los principales atractivos del país. En la costa del mar de Andamán se encuentran algunas de las islas y playas más bonitas de Asia. Krabi es uno de destinos más deseados con algunos de los paisajes más bellos de Tailandia y playas paradisíacas rodeadas de espectaculares formaciones kársticas.

La playa de Railay es una de las más bonitas y visita obligada a la que solo se puede llegar por mar debido a los acantilados que la rodean. Desde Ao Nang operan los famosos longtail boats o barcos de cola larga en dirección a Railay.

Días 10 – 12: Krabi

Tiempo libre para disfrutar de las playas y realizar excursiones en barco a otras playas e islas cercanas.

A bordo de un longtail boat se pueden recorrer las cuatro islas más cercanas a la costa. Koh Poda, con su playa de arena blanca rodeada de formaciones de piedra caliza, la pequeña Koh Tup unida por bancos de arena y aguas cristalinas a Koh Kai, más conocida como Chicken Island, la isla con la forma de cabeza de pollo y Phranang beach con su famosa cueva, el lugar perfecto para disfrutar de una de las puestas de sol más espectaculares de Tailandia.

Sin duda, la excursión más famosa es a las Islas Phi Phi. Maya Bay es probablemente la playa más fotografiada del mundo por ser escenario de la película de “La playa” y otro de los lugares más bonitos es la laguna de Pileh, rodeada de acantilados de piedra caliza y aguas turquesas.

Si buscas una isla más tranquila, Hong Island es una de las más paradisíacas de Tailandia, su preciosa playa de arena blanca con aguas cristalinas y la laguna natural de aguas turquesas la convierten en un auténtico paraíso en el mar de Andaman.

Si no quieres complicaciones, reserva visitas y actividades en Tailandia con Civitatis en español.